Estimada Estela:

Realmente no sé por dónde empezar. Sí, lo mejor  y lo más lógico sería que empezara por el principio, pero esta es una de las pocas veces en las que no sé cómo empezar a escribir. Quizás sea conveniente que le contara que en este momento acabo de llegar a mi casa después de haber…

Perdón, Juana

Sobre una señora de 60 y pico y su amor por Juana Viale, sobre mis prejuicios y mi sorpresa Fotos: Facebook La sangre de los árboles “Los hombres son unos idiotas, entonces”, dice a los gritos una señora a quien acabo de ayudar a subir los tres escalones de la entrada de Sala Verdi para…

Una obra para aplaudir de pie y con los ojos

Sobre “La sangre de los árboles” Cuando termina una obra, o más exactamente en el segundo aplauso, suelo pararme. Pocas veces he aplaudido sentada, creo que me dan los dedos de una mano para contarlas. Es que el conjunto de los actores en escena volviendo a ser ellos y mirando al público, en el escenario…

Hoy, sin embargo, mi noche es distinta

Crónica de una noche de insomnio de la que Oliveira y la Maga fueron testigos Mis noches de insomnio solían ser fructíferas porque no solían ser demasiado largas y, en esas horas nocturnas y silenciosas, los mejores pensamientos e ideas venían a mi cabeza; también solían ser ideales para darle vueltas y más vueltas a…